España en llamas

finantzatua 01 / 11 / 2012
Ondo!
Jasota
€ 6.430
Minimoa
€ 4.650
Hobezina
€ 9.040
142 Finantzakideak
Jartzen € 10
Web orrian aipatzea

Zure izena aplikazioko esker onen atalean agertuko da

> 52 Finantzakideak
Jartzen € 30
Tester

Widget-aren proba-aldian parte hartzeko aukera esklusiboa + Eskerrak web orrian

> 22 Finantzakideak
Jartzen € 50
Scoop

Gure ikerketa-lerroak argitaratu baino lehen, horiei buruzko informazio esklusiboari buruzko buletin bat jasoko duzu + Tester Zerbitzua + Eskerrak web orrian

> 17 Finantzakideak
Jartzen € 100
Babestu istorio bat

Ikerketa-lerro bat babestu ahalko duzu. Lehenbizi zein ikerketa-lerro jarraitzea nahi duzun bozkatu ahalko duzu, informazio esklusiboa jasoko duzu horri buruz eta, gainera, jarraitu ditugun ikerketa-metodoen berri emango dizugu + Tester Zerbitzua + Scoop Zerbitzua + Eskerrak web orrian

> 13 Finantzakideak
Jartzen € 400
Mezenas

Zure izena edo zure logotipoa (enpresa bat edo erakunde bat izanez gero) aplikazioaren web orriaren footer-ean agertuko da, eta zure babesaren berri emango dugu finantzaketa-fasearen osteko komunikazio-jardueretan + Istorio bat babestea + Tester Zerbitzua + Scoop Zerbitzua + Eskerrak web orrian

> 03 Finantzakideak

¿Son los incendios forestales una lotería inevitable?

31 | 08 | 2012
¿Son los incendios forestales una lotería inevitable?

Por Marc Garriga (*)

En España hubo una época en la que se creía que los accidentes de tráfico eran un “peaje de la modernidad”, que era inevitable la sangría de muertos y heridos que se producía cada año (que además se cebaba especialmente en el colectivo de jóvenes).

Hoy en día esto ya no es así, estas cifras oficiales de la Dirección General de Tráfico[1] demuestran que, con la implicación de toda la sociedad, en España entre el año 2011 y el 2000 hemos reducido los accidentes mortales de tráfico un 65%.

O sea, 2 de cada 3 accidentes mortales de tráfico del año 2000 ahora ya no suceden (o no son mortales).

Y yo me pregunto: ¿por qué en la lucha contra los incendios forestales no acometemos la misma severidad, la misma decisión, la misma implicación que tan buenos resultados ha producido en la reducción de accidentes mortales de tráfico?

Los incendios forestales provocan severos perjuicios económicos y medioambientales allí donde se producen, en algunos casos lamentablemente también provocan víctimas mortales. Es el caso del grave incendio en Horta de Sant Joan[2], Tarragona, donde en el verano de 2009 perdieron la vida 5 bomberos[3], además de provocar una grave crisis política en el parlamento catalán.

No entiendo cómo puede ser que cada verano tengamos una reiterada letanía de incendios que azotan nuestros bosques. Si bien es cierto que hay muchísimas acciones preventivas, en años complicados como este 2012 parece que nuestras únicas armas sean la indiscutible profesionalidad de nuestros bomberos (y voluntarios) y estar pendientes del tiempo.

No entiendo cómo somos capaces de enviar con éxito un robot a Marte (con tecnología española incluida[4]) pero no somos capaces de reducir esta lacra.

Por todo ello, creo que conviene investigar a fondo este tema, ver si hay intereses ocultos que justifican esta situación o simplemente aclararlo para ver qué se puede hacer.

Es tan habitual tener incendios en verano que muchísima gente lo da por hecho, como si fuera una lotería que tarde o temprano te puede tocar e incluso repetir.

¡Pues no!, ¡investiguemos y luchemos para mejorar esta situación!

Está en nuestras manos.

*Marc Garriga (http://www.linkedin.com/in/marcgarriga) es cofinanciador de España en llamas y experto en datos abiertos.

[1] http://www.dgt.es/portal/es/seguridad_vial/estadistica/accidentes_24horas/evolucion_n_victimas/
[2] http://es.wikipedia.org/wiki/Horta_de_San_Juan
[3] http://www.abc.es/20100219/nacional-catalunya/horta-sant-joan-cumulo-201002191426.html
[4] http://www.elmundo.es/elmundo/2012/08/06/ciencia/1344255505.html

Horta de Sant Joan después del incendio (24/09/2009) / Clara García Pujol: http://www.flickr.com/photos/clarainsenegal

Iruzkinak

Inicia sesión para dejar un comentario